viernes, 22 de mayo de 2009

Derecho a la prevención y protección

                                                                                                        ¡Publícate a ti mismo!



Derecho a la prevención y protección

La seguridad de los ciudadanos depende de la disponibilidad del derecho preventivo y protector que provee (o debería proveer) el estado mediante una buena administración del sistema de justicia.


En cuanto no haya cumplimiento de la premisa anterior, entonces, no habrá justicia y por lo tanto, tampoco habrá seguridad.



Sabiendo que estamos bajo un sistema republicano con sus poderes representativos, está implícito, que nos involucra para influír y exigir, un estado de derecho suficiente y ejecutivo; De esta manera llevar a término, y en tiempo óptimo, la acción completa que atañe a estos poderes, obtenidos por delegación popular para ejercer esa autoridad constituída.



Autor: Juan C. L. Rojas




                                 Prevención e intervención ante problemas de conducta




5 comentarios:

  1. buenas primero te pregunto:sos argentino...eso es claro...pero que tengas esperanzas????? de k? de como? de cuando?justicia cual? yo te comprendo pero es inutil,ya es tarde!
    lidia-la escriba
    http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué desesperanzado comentario! A veces las cosas se dan para nosostros mismos de acuerdo a cómo pensamos.
    Si creemos que podemos, tenemos razón; si creemos que no, también tendremos la razón. Cuestión de actitud.
    Si una actitud fatalista es una característica de nuestra idiosincracia, entonces ¡pobre nuestro país! ¡Pobre el mundo!
    Mientras estoy parado prefiero pensar que se puede, y si me caigo, me levanto e intento construír la partecita que me corresponde, o lo que pueda, aún con muchas cargas sobre el "lomo". Un poco de altruísmo le viene bien al mundo.
    Gracias por el comentario, que respeto, al considerar que detrás de nuestro ser y hacer hay toda una historia y formas de asimilarla que no escapa a la subjetividad humana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola compañero de esperanzas!
    Sí, creo que así nos debemos tomar esta realidad nuestra tan del mundo, frágil y necesitada pero donde hay valores hay honradez y por ellos y que prevalezcan se debe luchar, porque qué ejemplo podemos dar si hacemos caso omiso de las instituciones, de todo lo que hemos conseguido en siglos de lucha para que se equilibre el mundo. No sólo allá llueve, es que por acá no escampa. Aquí se trata de no ceder ante la realidad un ápice por dura que sea y no sólo desconfiar de lo que nos da la injusticia, porque sabemos detrás de ella hay corruptos, esquiroles, traidores y vendidos como oportunistas sin moral ninguna, como en todas partes, pero que también priva la necesidad, los malos salarios, la mala educación y el mal ejemplo de los que ostentan el poder sin dar al pueblo lecciones de humildad y ser auténticos samaritanos de lo que aman o dicen amar, sin llevarse el dinero calentito a los paraísos fiscales o allá "para cuando el tiempo ofrezca y les tires del poder; todo representante del pueblo debería a lo sumo, obligarlos a una auditoria de lo que tienen cuando se les nombra para un cargo público, por pequeño que fuese el empleado debería satisfacer a su pueblo esta obligación que le libera de sospechas. Así saber a lo que se expone si mete mano al dinero del pueblo o se lucra de algún beneficio ajeno a lo que se le han mandado hacer.

    Hay mucho de qué hablar amigo ante tanta infamia de la que muchos, como la persona anterior ha opinado, pero es que se está harto y cansado de lo de siempre en ambos bandos donde priva, ya digo, la doctrina de un partido y no la necesidad que tiene el país dándole importancia al voto en las urnas que a la labor que les espera, para que con su ejemplo sea el pueblo quien salga ganando ante el mundo, pero no su cuenta bancaria que es lo que parece más interesarles a todos y su prestigio, como figurar en la foto. Valores son los que deben demostrar pero en la marcha, con hechos individuales o en conjunto que sean positivos y sensibles de ser valorados por una nación y el resto, no promesas.

    Un cordial saludo. Elisa

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Elisa.
    Realmente muy alentador tu comentario porque manifiesta un espíritu constructor, edificante y luchador; pero, no esa lucha que rebate contra sí misma, sino dirigida por un criterio centrado (eso es lo que intuyo), buscando un sentido de unidad, de integración; y no aquello que estamos acostumbrados a ver (aparte del derrotista que no nos interesa), esas antinomias, partidismos, sectarismos, etc.
    Si hemos de buscar justicia, creo que debemos ver el TODO, y al mismo tiempo no desfallecer.
    Muchas gracias por tu participación en este humilde blog.
    Un abrazo.
    Juan.

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan, muy bien dicho. Saludos.

    ResponderEliminar

Seguidores